Concepto: Residuo es un material que no representa una utilidad o un valor económico para el dueño, el dueño se convierte por ende en generador de residuos. Desde el punto de vista “municipal” lo más complicado respecto a la gestión de residuos, es que se trata intrínsecamente de un término subjetivo, que depende del punto de vista de los actores involucrados (esencialmente generador y fiscalizador). Los residuos radioactivos son los materiales que emiten radioactividad.

Objetivo General: Que los gobiernos locales manejen de manera adecuada aquellos residuos compuestos con determinadas sustancias o materiales, constituyentes en una concentración tal que, en función de la cantidad y forma de presentación del residuo, le pueden dar a este, características de peligrosos, es decir, que impliquen un riesgo sobre las personas o el medio ambiente.

Objetivos Específicos: Evaluar el potencial riesgo intrínseco con respecto al medio ambiente y a la salud que poseen los residuos peligrosos y buscar soluciones respecto a su disposición final; ver cuales tienen un valor comercial y aprovechar su utilidad redituable. Elaborar listas de sustancias peligrosas lo cual constituye en la actualidad una estrategia frecuente para la clasificación de un residuo como tal. Estas listas, recogen desde residuos genéricos hasta compuestos o elementos químicos específicos.

Ámbito de acción: Se puede definir el residuo por la actividad que lo origine, esencialmente es una clasificación sectorial. Esta definición no tiene en la práctica límites en cuanto al nivel de detalle en que se puede llegar en ella.

Tipos de residuos más importantes:

Residuos municipales:

La generación de residuos municipales varía en función de factores culturales asociados a los niveles de ingreso, hábitos de consumo, desarrollo tecnológico y estándares de calidad de vida de la población. Los sectores de más altos ingresos generan mayores volúmenes per cápita de los residuos, y estos residuos tienen un mayor valor incorporado que los provenientes de sectores más pobres de la población.

Residuos industriales:

La cantidad de residuos que genera una industria es función de la tecnología del proceso productivo, calidad de las materias primas o productos intermedios, propiedades físicas y químicas de las materias auxiliares empleadas, combustibles utilizados y los envases y embalajes del proceso.

Residuos Radioactivos.

Abarcan a cualquier tipo de material que contiene radionúclidos o está contaminado por ellos en proporciones superiores a los límites fijados por la autoridad reguladora y que no se prevé utilizar o aprovechar. Los mismos poseen las siguientes características:

Elevada Peligrosidad: Cantidades muy pequeñas, pueden originar dosis de radiación peligrosas para la salud humana.

Gran duración: Algunos de estos isótopos, permanecerán emitiendo radiaciones decenas y miles de años.

Residuos mineros:

Los residuos mineros incluyen los materiales que son removidos para ganar acceso a los minerales y todos los residuos provenientes de los procesos mineros.

Residuos hospitalarios:

Actualmente el manejo de los residuos hospitalarios no es el más apropiado, al no existir un reglamento claro al respecto. El manejo de estos residuos es realizado a nivel de generador y no bajo un sistema descentralizado

La composición de los residuos hospitalarios varía desde el residuo tipo residencial y comercial a residuos de tipo medico conteniendo substancias peligrosas.

Según el “Integrated Waste Management Board” de California USA se entiende por residuo médico como aquel que está compuesto por residuos que es generado como resultado de:

a)  Tratamiento, diagnostico o inmunización de humanos o animales.

b)  Investigación conducente a la producción o prueba de preparaciones medicas hechas de organismos vivos y sus productos.