El padrino político en el proceso de fundación de la Liga Municipal Dominicana (LMD) fue don Virgilio Alvarez Pina. Era el año de 1938 y la República Dominicana acudía al I Congreso Panamericano de Municipios que se reunió en La Habana, Cuba. El 18 de noviembre, ese cónclave votó una resolución por la que recomendaba a los gobiernos del continente organizar entidades que contribuyesen a fortalecer los gobiernos locales. Don Virgilio, conforme nos contó don Wenceslao Troncoso Sánchez años después, vino entusiasmado. 

Sugirió al Gobierno Dominicano, que presidía don Jacinto B. Peynado, la creación de este tipo de entidad. Pero de igual modo lo conversó con Rafael L. Trujillo, quien era el poder detrás del trono. No escasos tiempo y argumentos invirtió don Cucho, conforme nos refiriera don Wenceslao, en convencer a Trujillo para que se acogiera la iniciativa. Trujillo, que ya había anulado la secular autonomía municipal, veía en esta asociación, un proyecto autonomista. Pero, a final de cuentas, cedió.

De este modo autorizó que se redactase el proyecto de ley, y que se enviara al Congreso Nacional. Un mes y cuatro días más tarde se promulgaría la ley No. 49, de fecha 23 de diciembre de 1938. Su personalidad jurídica es otorgada en virtud de la ley No. 3896, de fecha 9 de agosto de 1954. Esta constituye un organismo autónomo, con capacidad para adquirir derechos y contraer obligaciones, otorgando contratos u otros jurídicos, en la medida que fueren necesarios, para el más eficaz ejercicio de las atribuciones. Este es un organismo destinado a cooperar al mejor y más armónico desenvolvimiento de las instituciones municipales, con sujeción a los requisitos que la ley determine.

En el año 2007, sus funciones fueron redefinidas en la promulgación de la Ley 176 del 17 de julio del 2007. Dicha ley, fue publicada en la Gaceta Oficial No. 10426 el 20 de julio del 2007.  A raíz de esta nueva legislación a la liga se les quitó la distribución de los recursos a los ayuntamientos. Actualmente diversos sectores municipalistas proponen que esta entidad se convierta en un verdadero órgano técnico.  En cuanto al presupuesto el mismo es determinado en conjunto con el Ministerio de Economía.